Estudio revela 400.000 trabajadores de comercio despedidos y 200.000 suspendidos, como consecuencia de la tardía y errática estrategia del gobierno para superar la crisis sanitaria.

Estudio revela 400.000 trabajadores de comercio despedidos y 200.000 suspendidos, como consecuencia de la tardía y errática estrategia del gobierno para superar la crisis sanitaria.

La Confederación Nacional de Trabajadores de Comercio (CONATRACOPS) encargó un
estudio a Orígenes Consultores, el cual arroja cifras impactantes; en un año se han
perdido 1.500.000 empleos y 800.000 trabajadores suspendidos, de los cuales 400.000 y
200.000, respectivamente, corresponden hasta ahora al sector comercio y servicios. En el
global, estas cifras se agravan al sumar 1.600.000 trabajadores informales y por cuenta
propia que han perdido o reducido significativamente sus niveles de ingresos.

 

 

 

Lo anterior, es producto de la estrategia sanitaria titubeante y las medidas económicas
erráticas y tardías del gobierno que han sumado ya siete meses de duración de la crisis. En
el sector comercio, en particular, los datos de cierre de empresas, baja en las
recaudaciones, reincorporación de trabajadores a sus labores y expectativas de
recuperación, muestran niveles extremadamente críticos.

 

 

Los desafíos para el sector, según el estudio, son la recuperación de la actividad
económica, del empleo, la vuelta al trabajo seguro de trabajadores y clientes, la regulación
del teletrabajo y de las ventas digitales que tienden a precarizar las condiciones laborales.
Para ello, se requiere de un estado con políticas económicas anticíclicas pro-reactivación
de las medianas y pequeñas empresas, subsidios al empleo, planes de reconversión
laboral y leyes urgentes de reglamentación del teletrabajo en el sector privado y de los
nuevos patrones de consumo.

 

 


Finalmente, La pandemia COVID-19 ha tenido graves consecuencias sanitarias en nuestro
país, más de 11 mil fallecidos. Junto con ello, han quedado al descubierto las precarias
condiciones económicas en las que viven millones de habitantes y el precio que ya han
pagado los trabajadores haciéndose cargo de gran parte de la crisis, teniendo que recurrir
a sus seguros de desempleo, a sus cotizaciones previsionales y con un futuro laboral
incierto.

Post a Comment

WhatsApp chat