Felices están las 18 familias que habitan en el Pasaje Quirislahuen, en Rahue Alto, al comprobar en terreno, junto al alcalde Jaime Bertin, los importantes avances en la obra de construcción de la red alcantarillado y agua potable en este sector, cuya inversión llega a los $ 120 millones de pesos, entre recursos municipales y del Fondo Regional de Inversión Local, FRIL.

Esta obra permitirá mejorar de forma ostensible su calidad de vida, lo que fue destacado por el jefe comunal, quién valoró el trabajo en conjunto con los vecinos, “lo que permitió concretar esta iniciativa y cumplir con un compromiso que como municipio asumimos con la comunidad, sin duda un importante avance que permite mejorar su calidad de vida”.

Bertin recalcó que este tipo de obras permiten que la ciudad, en su conjunto, vaya avanzando en distintos aspectos, “estas son las cosas por las que trabajamos día a día, y aunque este proceso no fue fácil, al final logramos conseguir los recursos necesarios para concretar estos trabajos, a los que solo le faltan detalles para estar completamente terminados, y vamos a seguir junto a los vecinos para apoyarlos en lo que ellos requieran”.

Por su parte Mirta Huaiquimilla, presidenta del Comité Pro-Adelanto Qurislahuen, mostró su felicidad y las de sus vecinos al poder ver como finalmente se concreta un anhelo que – dijo – esperaron por largo tiempo, “agradecemos el trabajo realizado por el municipio que finalmente permite que podamos contar con una red de alcantarillado y agua potable, que nos beneficiará enormemente”.

Los trabajos contemplaron la instalación de una cámara de unión domiciliaria de alcantarillado y arranques de agua potable, con lo que se busca dar una mayor dignidad en los quehaceres a las familias que viven en este sector.

By admin

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *