Escuela de Cochamó cuenta con 1er Sistema de Aguas Lluvias con resolución sanitaria en Chile

El establecimiento San Antonio, del sector de Pocoihuén, podrá captar, recolectar y potabilizar aguas lluvias para consumo escolar. La iniciativa fue producto de la alianza entre la Fundación Amulén, el Municipio de Cochamó y la empresa Colbún.

Con alegría y orgullo la comunidad escolar de San Antonio, del sector de Pocoihuén de la comuna de Cochamó, en la Región de Los Lagos; dio el vamos oficial a su nuevo sistema captación y tratamiento de aguas lluvias instalado en los techos del establecimiento.

En Chile, y debido a problemas de infraestructura, son cientos las escuelas que muchas veces no logran tener la resolución sanitaria necesaria para operar sus sistemas de agua potable acorde a la normativa vigente. De hecho, el 40,4% de las escuelas del mundo rural en el territorio chileno no cuenta con acceso formal a agua potable.

Producto de lo anterior, desde Fundación Amulén, organización que tiene el propósito de entregar soluciones de acceso a agua potable a las zonas rurales de Chile mediante el uso de la tecnología, y con la colaboración de la empresa Colbún, se estableció una alianza para comenzar con la implementación de soluciones tecnológicas para que las escuelas locales puedan obtener este recurso.

La comunidad de Pocoihuen es vecina de nuestra Central Canutillar, y en el permanente relacionamiento comunitario que mantenemos con ellos, y otros sectores de la comuna de Cochamó, vimos esta necesidad muy sentida de la comunidad escolar. El contribuir con que la escuela local tenga este sistema de agua potable nos llena de alegría, porque sabemos que ahora los niños y profesores contarán con el vital elemento de manera continua y sana para el desarrollo de sus actividades”, destacó Claudio Melgarejo, jefe de Asuntos Públicos Zona Sur de la empresa Colbún.

Lee también:

Diciembre parte con todo gracias a la Feria Navideña Oficial de Alerce

Modelo colaborativo y virtuoso

En ese contexto la Fundación Amulén diseñó el Programa “Agua Para Aprender”, en el que se seleccionaron una serie de escuelas de la Región de Los Lagos (la con mayor cantidad de escuelas sin acceso a agua potable) y La Araucanía (la región con mayores índices de vulnerabilidad) para -dependiendo el contexto e infraestructura de cada una- otorgarle las mejores soluciones para poder tener este recurso. En el caso de la Escuela de San Antonio de Pocoihuén Alto, en Cochamó, mediante la captación del agua lluvia.

Desde Fundación Amulén explican estar profundamente comprometidos con el mundo rural, donde la educación juega un rol importante en el desarrollo de las comunidades. “Decidimos entregar soluciones en la zona sur para que escuelas puedan tener acceso a agua potable de calidad y con ello asegurar la continuidad de las clases. En el caso de esta escuela, se sentó un precedente para otros establecimientos con situaciones climáticas similares: ya que obtuvimos la Primera Resolución Sanitaria que autoriza el agua de lluvia como fuente complementaria al sistema de abastecimiento principal”, detalló Antonia Rivera, directora ejecutiva de Fundación Amulén.

La Escuela San Antonio ubicada en el sector Pocoihuén Alto en la comuna de Cochamó, cuenta con una matrícula de 27 estudiantes, además de dos profesoras, alcanzado un total de 31 personas (incluyendo manipuladora de alimentos, otros). 

Hasta la fecha, la escuela se abastecía a través de agua comunitaria cuya fuente correspondía a una vertiente que se encuentra entre 2 a 3 kilómetros del establecimiento. Esta agua solía ser clorada manualmente (con pastillas de cloro) para luego ser impulsada hacia la escuela con una bomba dando un abastecimiento catalogado por la directiva de la escuela como “regular”, debido a que el suministro presentaba muchas variaciones estacionales en el servicio (continuidad).

Para nosotros como escuela, este proyecto es algo maravilloso, que viene a dar solución a un tema que desde años hemos estado tratando de mejorar; porque siempre hemos tenido problemas con las supervisiones de la Seremi de Salud, al no tener resolución sanitaria. Eso fue algo que siempre nos complicó, y que no dependía de nosotros como escuela… Esta alianza entre la empresa Colbún y la Fundación Amulén, ha permitido cumplir este sueño. Por tanto, sólo tengo palabras de agradecimiento porque hayan pensado en nosotros; porque pudo haber sido otra institución la beneficiada, pero fueron los niños los favorecidos, quienes representan el presente y futuro de esta comunidad”, sostuvo la educadora Gloria Delgado.  

En cambio, ahora la escuela gracias a la tecnología de Aguas Coihuín, y la resolución sanitaria pertinente: tendrá un mejor suministro de este preciado recurso. En concreto el agua de lluvia que cae en el techo, será almacenada en un estanque de agua cruda, para pasar a ser tratada mediante una planta de potabilización que contiene filtros mecánicos, químicos, ultravioleta y cloración para luego disponerla en un estanque de agua potable que es conectado a la red del establecimiento. “Nosotros nos sentimos muy orgullosos de este proyecto, porque tiene una visión sustentable, de aprovechar un recurso que no se está utilizando, como es el agua lluvia… Somos una empresa que está naciendo hace poco y queremos proyectarnos en los sectores rurales, de difícil acceso, para brindarles a todos este vital elemento”, sostuvo Cristian Schmidt, de Aguas Coihuín.

Para el concejal de la comuna y vecino del sector, Cristian Villarroel, “esto es muy novedoso, por la ingeniería que se está utilizando; por lo que agradecemos a Colbún, porque los beneficiados son nuestros alumnos… Yo soy voluntario de Bomberos y todos los veranos tenemos problemas de agua. Por tanto, si replicamos esto, solucionaríamos muchos problemas, aprovechando además la lluvia que es tan abundante por estos sectores”.   

Mientras que para el fiscalizador de la Unidad de Agua del departamento de Acción Sanitaria de la Seremi de Salud, Vicente Venegas; este hito es importante “porque es el primero certificado para consumo humano, lo que le da una serie de beneficios a la escuela como institución, para optar a becas, fondos, concursos, etc. Esto facilita y abre puertas”, sentenció. 

En la misma línea, el director del Departamento de Educación de la Municipalidad de Cochamó, Luis Vargas; sostuvo que, “este es un tremendo aporte para la educación municipal. El contar con la resolución sanitaria es algo muy relevante. Nosotros estamos en ese proceso en el resto de la comunidad. El alcalde nos encomendó sacar la resolución en todas nuestras escuelas, y con esta primera iniciativa, vamos por el camino correcto, para darle una buena alimentación e higiene a todos nuestros niños y niñas. Muy agradecido por este trabajo asociativo entre la empresa Colbún, la Fundación Amulén y el municipio”.

Cabe destacar que este proyecto se hizo factible gracias a las favorables condiciones ambientales asociadas a los niveles de lluvias en esta zona, que permitirán otorgar una dotación extra de agua potable en promedio de 46 litros por persona al día, cubriendo casi la mitad de lo requerido por la autoridad sanitaria (100 litros/persona/día).

Aun así, toda la tecnología e implementación hubiese sido en vano si la Escuela no hubiese conseguido la -tan esperada- resolución sanitaria dada por la Seremi de Salud de la Región de Los Lagos, que autorizó el uso y tratamiento de este recurso. Con esto, se logró un hito histórico, debido a que, tras la aprobación de este documento, San Antonio se convierte en la primera escuela en tener aprobación para abastecerse de esta manera marcando un gran precedente para otras escuelas de la zona sur.

1 thought on “Escuela de Cochamó cuenta con 1er Sistema de Aguas Lluvias con resolución sanitaria en Chile

Comments are closed.