Como el fin de 130 días de “pesadilla” que permitirá reabrir el comercio local para la pronta reactivación económica de Puerto Montt, calificó el alcalde Gervoy Paredes el término de cuarentena que partió el miércoles 29 de julio y que se hará efectiva a partir del lunes 7 de diciembre. Asimismo, Paredes especificó que el nuevo periodo traza diversos retos –relacionados directamente con el desconfinamiento– como asumir plenamente las medidas de prevención, que supriman la propagación del Coronavirus (COVID 19), para mantener la Fase 2 y no retroceder nuevamente a cuarentena.

 

En cuanto a las observaciones sobre los criterios para el manejo de la epidemia de parte de la autoridad sanitaria, el jefe comunal especificó que se cometieron diversos errores como la aplicación sostenida –exclusivamente en la Región de Los Lagos– de las pruebas PCR a contactos estrechos lo que se tradujo, aseveró, en un incremento del 30% de contagios durante los últimos meses. Al respecto dijo que las autoridades eliminaron este factor lo que se expresó en una baja considerable de positividad en la comuna.

 

“Es la única del región en la que se nos obligaba a aplicar un PCR a toda una familia que presentaba un caso COVID 19 positivo. Lo que correspondía era que entraran, como grupo familiar, a régimen de cuarentena preventiva. La autoridad sanitaria tomó este factor en cuenta e inmediatamente bajaron las cifras. Fue un elemento que dejó de ser incluido, en la normativa, hace unos 15 días”, dijo el Alcalde Paredes.

 

AVANZAR A FASE 3

 

Acerca de las medidas para preservar la Transición para avanzar a Fase 3, Paredes detalló que una de las preocupaciones fundamentales serán las ferias y mercados. Por tanto, aclaró, será esencial cumplir estrictamente con todas las normas para pasar –en el menor plazo– a Fase 3. De la misma forma, analizando todas las posibilidades para ayudar directamente a este importante actor del quehacer económico local”, expuso el jefe comunal.

 

Consultado sobre las consecuencias de una cuarentena que se extendió por más de 127 días, puntualizó que se refleja en un alto costo social y económico. En el plano social consignó que más de 60 mil familias abandonaron la condición de clase media y que pasaron a engrosar la calificación de vulnerabilidad. “La clase media dejó de existir. Está destruida. Es un enorme problema. Trataremos de aportar soluciones con los recursos que tenemos. No obstante, esperamos que a través del Presupuesto 2021 se concreten los adelantos que está solicitando la Asociación Chilena de Municipalidades”, finalizó Paredes. 

By admin

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *